Nabateros
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

Nabatas, almadías, XIV Descenso de Nabatas en Murillo de Gallego

XIV Descenso de Nabatas en Murillo de Gallego

Afortunadamente, por diversas causas se ha comenzado a hacer justicia a la noble profesión de navatero, (nabatero). Para ello se hacen jornadas, donde no solo se puede ver el montaje de las navatas, (nabatas). Si no que se puede participar en su construcción. Uno de esos lugares es Murillo de Gállego, en la provincia de Zaragoza. En una entrada anterior también hablamos de las navatas en el Valle de Echo. En Murillo esta tradición es anterior y el descenso de nabatas por el Gállego llega a su XIV edición.

Hasta allí hemos querido ir para verlo en directo, y que mejor forma de contarlo que dejando la crónica del descenso de nabatas. Agradecemos a la organización todo el apoyo prestado.

Organización del descenso de nabatas en Murillo de Gállego: 

Nabateros da galliguera 

Coordinadora Biscarrués – Mallos de Riglos.

Cabe destacar el apoyo del público a este tipo de eventos, que año tras  año crece exponencialmente, gracias a la excelente labor que tienen las diferentes organizaciones de este tipo de descensos en todas la cuencas de los ríos donde se realizan, lo que hace que poco a poco se tenga una mejor conciencia de nuestros  ancestrales oficios, muchos de ellos hoy en día ya desaparecidos.

Crónica del XIV descenso de Nabatas

Se ha contado con la participación de un total de 13 nabateros, repartidos en dos equipos; ocho en la nabata de tres trampos , de los que tres nabateros y una nabatera son de Biscarrués, un nabatero de Santolaria, un nabatero de Murillo y un nabatero de Echo, además de contar con otra nueva nabatera , la alcaldesa de Murillo de Gállego. En la nabata de dos trampos se cuenta con cinco nabateros ya veteranos, uno de Murillo, un nabatero y una nabatera de Biscarrués, uno de Huesca y un nuevo nabatero de Ayerbe.

El rápido descenso se ha producido gracias al buen caudal de agua de deshielo y el fuerte viento que arrastraba lateralmente a las nabatas, ha puesto a prueba la habilidad y la pericia de los nabateros.

La consolidación del descenso de nabatas

En esta catorceava edición ha venido a demostrar la consolidación de este referente turístico en la comarca de la Hoya de Huesca. Cabe destacar la numerosa asistencia de público, que apoyó con sus aplausos a las nabatas, tanto en la salida, como en los dos puentes, el de Murillo de Gállego y el de Santolaria, en este último se concentró la mayor cantidad de público, además de las playas del río donde el público  tampoco quiso perder la oportunidad de obtener un nueva perspectiva. Al finalizar en el puente de hierro de Santolaria se produjo un gran aplauso como muestra de agradecimiento al esfuerzo realizado por los nabateros.

Antes de la salida, el numeroso público concentrado ha conocido en una charla junto a las nabatas, la historia nabatera del río Gállego documentada desde la edad media, y ha visto de cerca el trabajo realizado con los berdugos, barreros, remeras, acopladeras y trampos.

El descenso

En el recorrido ha salido primero la nabata de tres trampos a las once de la mañana y diez minutos después la de dos trampos.

Este año cada trampo pesaba más de una tonelada, y hay que tener cuidado en su manejo para mantener el equilibrio, y no poner en riesgo la seguridad de los nabateros y nabateras.

La nabata de tres trampos ha salido y realizado el recorrido sin incidencias especiales.

Ambas nabatas han pasado bien los dos pasos complicados; debajo del puente de Murillo que se ha realizado con pericia, pese a la gran velocidad, al concentrarse la corriente por un canal estrecho de agua, que se forma entre la cimentación del puente. El segundo paso conocido como "la lavadora" complicado por el trazado del río con curvas y bloques de piedra caídos también se ha sorteado con destreza.

En ambos pasos y en otros lugares con más oleaje la nabata se inunda parcialmente remojando bien a los nabateros.

Como es tradición se ha hecho una pequeña parada para reponer fuerzas en la zona de "a barca" de Santolaria donde también numeroso público acompaña el almuerzo nabatero.

Para finalizar se ha realizado el último tramo con unos rápidos y una curva complicada en la zona del molinaz; en la que también hay que esquivar la pilona del antiguo puente medieval conocido como "pontaz". La llegada por al Puente de Hierro abarrotado de gente ha sido muy emocionante.

Ambas nabatas han realizado una vuelta pinta-coda que visualmente es muy atractiva y que supone un último esfuerzo nabatero.

La parada final en la playa aguas abajo del puente también ha precisado de habilidad para parar.

Llegada

La espera en el puente de Hierro y la salida ha estado amenizada musicalmente por el grupo Bucardo Folk.

En primer lugar ha llegado la nabata de tres trampos y poco después la de dos.

A la llegada a la playa los familiares han abrazado efusivamente a los nabateros. Tanto vecinos de la zona como público han podido fotografiarse y felicitarlos en persona por el buen descenso realizado.

Este rato se ha alargado más de una hora; pues muchas eran las personas que querían llevarse este recuerdo en forma de fotografía.

Una comida de más de ciento cincuenta personas, en Biscarrués de convivencia y celebración del éxito tanto del descenso de nabatas como; de las Jornadas del río Gállego ha puesto el broche de oro a estos intensos días en la Galliguera.

Destacar que han participado en las tareas de montaje vecinos del río Aragón, de Artieda. Que planean realizar un descenso de nabatas, como se realizaba en el pasado en su tramo fluvial.

¿Te ha gustado la entrada?

Suscríbete gratuitamente, y recibe las últimas novedades del blog para aprovecharlo al máximo.

Vídeo presentación de imágenes de la ruta

Imágenes y descargas del XIV descenso de nabatas

¿Cómo llegar a Murillo de Gállego?

Desde Jaca.

Ver en Google Maps

Desde Pamplona.

Ver en Google Maps

Desde Madrid y Zaragoza

Ver en Google Maps

Desde Barcelona y Lléida

Ver en Google Maps

Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

Deja un comentario