Sobre mí

Javier Gazapo, el senderismo y la montaña.

Lo que tiene la naturaleza, que para los que nacemos en ella al final siempre nos acaba llamando. Como veis para mí la naturaleza no fue un tardío descubrimiento, fue el comienzo.
Canfranc Estación

Cierto que teniéndola tan cerca, nos pasa a muchos, pasa desapercibida, aun conviviendo diariamente con ella. Pasando la juventud a su lado con más pena que gloria, hasta que un día de repente te unes a ella, descubres lo que te estabas perdiendo, y así es como comienzo mi andadura por estas montañas del Pirineo. No soy escalador, y que nadie espere grandes proezas montañeras. Lo que a mí me gusta es observar, y para observar hay que llegar, y llegar llego por norma general a sitios que llegaría cualquiera. Soy eminentemente senderista.

petrechema

Entonces, ¿por qué digo que hay que tenerle respeto a la montaña?. Porque es un medio hostil, al que siempre se debe ir con una mínima preparación, no solo física, sino también con el equipo necesario. Se me ponen los pelos de punta cuando veo a tantos y tantos destalentados pasear con zapatos, peor, con sandalias, o pasando grandes neveros, o glaciares sin crampones. Ante un medio adverso, siempre debe primar la seguridad, por muy seguros que nos creamos estar.

Petit Vignemale

Mi afición a la fotografía.

Desde hace muchos años me ha gustado la fotografía,  por esas circunstancias que la vida te da, se fue poco a poco quedando al margen, hasta que definitivamente, todo quedo en el cajón de los recuerdos.  En las estanterías quedaron las enciclopedias de fotografía, aquella analógica de la que ya casi no queda nada, pero que continua siendo la base fundamental de la fotografía.

Ya pasados los años, y con otra mirada a la vida, consigo comprarme una modesta cámara réflex, pero todos aquellos viejos objetivos de mi primera “Pentax Super A”. Resulta que ahora ya no valen, ni con adaptador para la nueva cámara.

Candanchú

El porqué de este blog.

Desde hace ya muchos años, me gusta hacer mis propias página web, desde el famoso Dreamweawer, pasando por Bloguer, para acabar con este en WordPress, siempre experimentando y tratando de aprender más y mejorar. Unas lo consigo y otras... no.

Con ganas de enseñaros no solo excursiones y cosas del pirineo; también de otros territorios, temas o cuestiones que puedan se interesantes. Espero que los lectores, suscriptores y colaboradores de este blog, disfruten, lo mismo que yo disfruto.

Rutas, viajes, fotografía, arte, manualidades, lugares... y que esto, sea solo el comienzo de un nuevo reto; de una nueva aventura y de una nueva historia que contar.

Una mención especial merece mi mujer, Soco Chavarría, que aporta muchas ideas y imágenes. En muchas ocasiones no se ven; o se solapan con las mías y sin embargo su trabajo está muy presente en este blog.

Candanchú