ciudadela
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

La liberación de Jaca y su Ciudadela durante la Guerra de la independencia.

La liberación de Jaca

La caída de Jaca

Durante el mes de marzo de 1809, cae la ciudad de Jaca en manos francesas. Lugar estratégico de paso entre Zaragoza y Francia. Jaca era fácil de defender, gracias a su Ciudadela y a las gruesas murallas de su población.

El 11 de Agosto de 1813, tiene lugar de las primeras batallas para la liberación de Jaca, en la cara norte de la Peña Oroel. Los franceses son derrotados y obligados a replegarse tras las murallas de Jaca.

Día 13 de septiembre de 1813, se inicia oficialmente el sitio de Jaca , con una operación dispuesta por Antonio Oro, en las huertas cercanas a las murallas de la ciudad, encaminadas a la liberación de Jaca, de sus invasores. Una vez más los franceses son obligados a refugiarse y defenderse desde el interior de las murallas de Jaca.

De nuevo el 29 de septiembre después de una pequeña contienda en las cercanías de Baros, el Coronel Oro, consigue abrirse paso, hasta las cercaniás de Jaca obligando a las tropas de Napoleón a hacerse fuertes en el interior de las murallas de Jaca.

El último ataque francés

En noviembre se promueve por los franceses la última penetración de importancia, al tratar de expulsar a Oro de su cuartel general en Banaguás, aprovechando que parte de sus tropas, iban camino de Francia y estando en inferioridad numérica frente a los franceses. El Coronel Oro divide sus tropas y hace retroceder de nuevo a los franceses hasta Jaca.

A finales de este mismo mes de noviembre llega el 1º de Alaveses, al mando de Marcelino Oráa, que sustituye a las tropas de Antonio Oro, y es quien prepara el asalto definitivo para la liberación de Jaca.

Toma de Jaca

La contienda se produce en la madrugada del 4 al 5 de diciembre de 1813.

El asalto comienza tras dos disparos de señal y se realiza en un cuarto de hora; la resistencia es débil excepto en contados lugares, donde las tropas francesas, ante las embestidas de los asaltantes, acaban por huir a la Ciudadela.

Asedio del Castillo de  San  Pedro

Francisco Espoz y Mina llega a Jaca en los primeros días de  enero  de  1814 y dirige  personalmente  las operaciones de asedio del Castillo de San Pedro. Mientras, la guarnición francesa es consciente de la acuciante falta de víveres que sufre.

Las tropas de Espoz cavan tres minas, situadas bajo la fortificación de la ciudadela, que hace explotar para derribar las estructuras que se encuentran sobre ellas.

Los franceses, por su parte, continúan con el fuego artillero desde el Castillo.

La Liberación de Jaca

Finalmente, el 17 de febrero de 1814, se produce la liberación de Jaca, tras una capitulación pactada, las tropas francesas abandonan el Castillo de San Pedro en dirección a Francia a las siete de la mañana del día 19 de febrero de 1814.

Las tropas napoleónicas salen de la Ciudadela con todos los honores, manteniendo sus  armas los oficiales y  suboficiales. Son escoltados  hasta  Francia, y se les dota de todos los suministros necesarios para el viaje. Se comprometen a no tomar las armas “hasta el perfecto canje de igual número de prisioneros españoles que haya en Francia. Clase por clase, é individuo por individuo”.

Definitivamente, los franceses se dejan la Ciudadela de Jaca, marchando por el puerto de Somport, hasta Urdós, Francia, el 19 de febrero de 1814.

Fotografía:

Miguel Ramón Henares

Javier Gazapo

Imágenes de la recreación de la liberación de Jaca

Vídeo galería de imágenes de la recreación de la liberación de Jaca

Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

Deja un comentario