Colegiata de Alquézar.
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

Visita a la Villa Medieval de Alquézar

La Villa medieval de Alquézar.

Alquézar, pueblo de la comarca del Somontano, situado en la zona pre pirenaica de la provincia de Huesca, a orillas del río Vero. Muy cerca del Parque Natural de la Sierra de Guara.

Fue declarada en 1982, Conjunto Histórico Artístico debido a su rico patrimonio cultural.

Anclada muy cerca del Pirineo Oscense, Alquézar, se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la provincia de Huesca.

Vista de Alquézar
Vista de Alquézar.

Historia de Alquézar:

El origen de Alquézar se remonta al siglo IX, cuando Jalaf Ibn Rasid manda erigir una fortaleza que sería el principal punto de defensa de Barbastro frente al condado cristiano de Sobrarbe.

Su nombre proviene de la palabra árabe al-qásr, que significa, fortaleza.

Hacia 1067, el monarca Sancho Ramírez de Aragón, tomó la fortaleza musulmana pasando a ser utilizada como cuartel general de la reconquista del llano. Allí estableció a una comunidad de canónigos agustinos que darían servicio religioso a la guarnición militar, para ello se construyó un templo románico.

Conforme se avanzaba en la reconquista del territorio y la fortaleza perdía su importancia militar, manteniéndose como centro comercial y religioso.

La repoblación de Alquézar se vio favorecida por la concesión de un fuero,  Sancho Ramírez, otorgaba una serie de privilegios a quienes allí se instalasen. Las viviendas se fueron extendiendo durante los siglos por la falda de la montaña, alrededor de la colegiata de Santa María.

El caserío se ha ido renovando con el paso del tiempo, pero trazado del casco urbano de Alquezar, mantiene su estructura medieval.

Fuente: patrimonioculturaldearagon.es

Santa María de Alquézar
Vistas a la Colegiata de Santa María de Alquézar

Senderismo:

Puestos en antecedentes nos vamos a comenzar con nuestro primer plan, hacer dos pequeñas rutas de senderismo. En Alquézar hay muchas para elegir, con una sencilla consulta en turismo de Alquézar podréis conseguir una amplia gama de actividades, que además del senderismo se nos ofrecen.

Puente de Villacantal,
Puente de Villacantal, siglo XVI

Proponemos dos rutas sencillas, el primer recorrido de ida y vuelta nos lleva al Puente de Villacantal, partimos de la zona norte de Alquézar cruzando el barranco de Poyuela. El sendero esta bien señalizado, la senda de Villacantal, bien trazado hasta llegar al Puente de Villacantal.

La tradición oral atribuye su construcción a los romanos, pero se trata de una obra del siglo XVI.

Regresamos por el mismo sendero a Alquezar. Tomaremos ahora el camino dirección a la fuente de Monchirigüel,

Fuente de Monchirigüel
Fuente de Monchirigüel, podemos ver el escudo de la Villa de Alquézar.

recreamos  la vista mirando hacia la Colegiata de Alquezar, después paramos en la fuente, que bien vale una visita.

El camino trascurre por zonas de paredes húmedas, con abundante vegetación caminando sobre pasarelas de madera, en algunos lugares algo resbaladiza, hasta llegar al río Vero.

Tomamos las pasarelas metálicas situadas encima del cauce, llevándonos hasta la zona sur de Alquezar, tras dejar las pasarelas alcanzamos Alquezar, ascendiendo por pista.

La duración conjunta de estas dos rutas ha sido de dos horas y cuarto. Bien señalizadas y muy asequibles para cualquier caminante.

Conocer la Villa Medieval de Alquezar:

Anclada en un magnifico paisaje, desde la Colegiata de Alquezar, podemos observar y dominar un amplio territorio. A sus pies, el núcleo urbano, que muy poco ha cambiado en su aspecto desde la época medieval.

Calles empedradas, y estrechas, cruzando el portalón gótico podemos acceder a la antigua plaza Mayor. Plaza porticada de Rafael Ayerbe, y donde podemos observar una gran riqueza arquitectónica. Andando entre estas callejuelas encontramos la  pequeña capilla renacentista de Nuestra Señora de las Nieves del siglo XVI.

arco
Paseando por las calles de Alquézar.

Paseando por la Plaza Mayor y tras pasar por la calle dela iglesia, giramos a la izquierda  para encontrarnos con unas escaleras, bajamos para llegar hasta un mirador con unas magníficas vistas hacia las colegiata,  y después continuar descendiendo hasta llegar a la fuente de Monchirigüel,  construida en el siglo XVI, y en la que podemos observar elementos decorativos renacentistas, incluido el escudo de la villa de Alquézar.

Capilla
Capilla de Nuestra Señora de las Nieves del siglo XVI.

Podemos visitar  también, el Museo Etnológico Casa Fabián donde se nos enseña las formas de vida de los habitantes del somontano hasta mediados del siglo XX.

En un extremo de la localidad, nos encontramos la Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, de estilo barroco. Construida sobre un templo anterior, que fue derribado. El actual se comenzó a construir  en 1681 finalizado la obra en 1708.

San Miguel Arcángel
Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel.

Vídeo galería de imágenes de Alquézar.

Imágenes de Alquezar

¿Te está gustando?

Suscríbete gratuitamente, y recibe las últimas novedades del blog para aprovecharlo al máximo.

La Colegiata de Alquézar

Orígenes

La historia de La Colegiata de Alquezar comienza en el último tercio del siglo XI, El Rey de Aragón,  Sancho Ramírez conquista el enclave árabe, bastión musulmán de la Barbitania contra los cristianos del Sobrarbe, y encarga al Abad Sanco, de Juan de Matidero la fundación de La Canónica de Santa María de Alquézar.

vista general colegiata
Vista picada de la Colegiata de Alquézar.

Estos primeros clérigos de esta Canónica, siguen la regla de San Agustín. Sus tareas son de índole religiosa y militar. Aumentando progresivamente su influencia y control en las poblaciones colindantes; constituyendo así el, Capítulo de Santa María, en el contorno del Priorato de Alquézar.

Claustro Colegiata Alquézar
Claustro de la Colegiata de Alquezar

Entre los años 1083 y 1099, se llevan a cabo obras de restauración. Justo en este 1099 se consagra la primera iglesia, estando bajo la autoridad del Obispo de Roda.

Entre los Años 1148 y 1242, pasa a formar parte del Obispado de Tortosa. Es en esta época, el Capítulo llega a tener más componentes, en total 18. A partir de 1242, con el Rey Don Jaime, se incorporará al Obispado de Huesca definitivamente. En 1418, el número de componentes del Capítulo se verá reducido a catorce.

Estilos constructivos

La parte más antigua del Claustro románico, situada en el sigo XII, conservando cuatro arcos de medio punto y seis capiteles esculpidos.

Capitel del claustro.
Capitel del Claustro de la Colegiata de Alquézar.

Entre 1525 y 1532, se construye la actual iglesia, con una sola nave y bóveda de crucería, de estilo gótico.

La sillería del coro es sencilla, el retablo del altar mayor, esta construido en madera policromada; de estilo barroco con connotaciones platerescas.

El coro y el retablo son obra de la compañía de imagineros Juan de Moreto, Miguel de Peñaranda y Pedro de Lasaosa. En 1556 El Obispo de Huesca, Pedro Agustín consagra el templo y el altar.

En el Siglo XVII se construyen las capillas laterales, la del Rosario, la del Santo Cristo y la de San Nicóstrato; con yeserías mudéjares de gran importancia, uno de los patrones de la Villa de Alquézar. Durante este siglo, se desconoce la fecha, se sitúa en la parte izquierda del coro un magnifico órgano. Uno de los mejores órganos históricos de la provincia de Huesca, en perfecto estado de conservación; construido en caja de madera labrada sin policromar, del que se desconoce el autor.

Órgano
El órgano de la Colegiata de Alquézar, data del siglo XVII

En el trascurso del siglo XIX, desaparecen las rentas; motivo de que el Capítulo de Santa María vaya perdiendo su influencia, quedando en el siglo XX un párroco.

El actual conjunto Castillo-Colegiata es declarado Monumento Nacional en el año 1931. En 1982 la Villa de Alquézar es declarada Conjunto Histórico Artístico.

¿Te está gustando?

Suscríbete gratuitamente, y recibe las últimas novedades del blog para aprovecharlo al máximo.

Del libro, “Historias y leyendas de los Castillos de Aragón”.

Así comienza la leyenda del Castillo de Alquézar:

Alodia, la heroína de Buera.

Siglo XI

Coincidiendo con la anarquía árabe, que da origen a los reinos taifas en la península, un príncipe musulmán, a quienes alguno emparentan con Almostaín, rey de Zaragoza, gobierna el castillo de la antiquísima villa de Alquézar.

Entre los cristianos de la comarca el “Príncipe de Alquézar” tiene fama de ser un hombre  cruel y sanguinario. La población ha tramado muchos plantes para librarse de despótico yugo con el que les oprime, pero siempre fracasan, consiguiendo únicamente enfurecer al musulmán con horribles escarmientos y la imposición de nuevos tributos.

La situación es insoportable. El príncipe toma medidas despiadadas; pretended enfurecer a los cristianos para que, desesperado, se rebelen contra él, dándole motivos para su exterminio. Manda llamar a sus más leales guerreros y dictamina una terrorífica orden:

-Recorred la comarca y traedme a las doncellas más hermosas que encontréis.

La ira se acrecienta entre los hombres, el desconsuelo aflige a las madres y el pánico se extiende entre las doncellas.

Los representantes del pueblo, aconsejados por el  obispo, acuden a Buera, donde vive una hermosa joven llamada Alodia, para suplicarle que se entregue a los emisarios del príncipe. Los delegados cristianos pretenden que la doncella de ´Buera, ç enamore al príncipe y libre a los suyos del angustioso estado. La trama recuerda a un conocido episodio del Antiguo Testamento, la dramática escena de la israelita Judit de Berulia, que seduce y decapita al general Holofermes para salvar a su pueblo.
Alodia es hija de la humilde casa de Pablatorre. Posee una hermosura virginal, que contrata con su ánimo indómito y odioso al tirano. Convencida del poder de su belleza…

Agradecimientos:

José Antonio Adell y Celedonio García, son los autores de este libro, una lectura muy recomendable, y a los que agradezco el permiso para poner esta cita.

Colegiata de Alquézar.
Capitel del Claustro de la Colegiata de Alquézar.

¿Cómo llegar a Alquézar?

Desde Zaragoza por la A-23 hasta Huesca, luego N-240 y A-22. Tras cruzar el río alcanadre,Toma la salida 77 hacia N-240/A-1229, en dirección Lascellas/Abiego/Alquézar

Ver en Google Maps

Desde Pamplona tomamos la A-21 / N-240, hasta Jaca. Continuamos después por la A-23 / N-330, dirección Francia. Después mismas indicaciones que desde Huesca.

Ver en Google Maps

Desde Lleida y Barcelona por A-2 hasta Lleida después, A-22 hacia Monzón. Luego toma la salida 51 y continuar por la N-240, tras pasar el Hospital de Barbastro, toma A-1232 hacia  Alquézar.

Ver en Google Maps

Situación Parking de Alquézar:

Ver en Google Maps

¿Te ha gustado la entrada?

Suscríbete gratuitamente, y recibe las últimas novedades del blog para aprovecharlo al máximo.

Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

Deja un comentario