Salto de Roldán - Dolmen de Belsué - embalse Cienfuens y embalse de Belsué.

Ruta circular, Salto de Roldán, Dolmen de Belsué, embalse Cienfuens y embalse de Belsué.

Comenzamos esta magnífica ruta, hacia nuestro primer objetivo, el Dolmen de Belsué. Caminamos por la pista que parte del aparcamiento del Salto de Roldán, en dirección, norte y se dirige hacia el mirador del Salto de Roldán.

Tras perder un poco de tiempo echando una mirada atrás, del Salto de Roldán, continuamos.

Nada más pasar el mirador del salto de Roldán, y muy bien indicado, dejamos la pista y tomamos el sendero a la derecha, que nos llevará en descenso hasta el barranco de Sabuco. Ahora toca ir ascendiendo hasta el collado de la Piatra, lugar donde se sitúa el Dolmen de Belsué. Su nombre correcto es Dolmen Megalítico de Belsué, un megalito funerario de la época del Neolítico.

Después de hacer una merecida visita al Dolmen de Belsué, continuamos  por pista, para girar de nuevo por un sendero en diagonal a la derecha. Nos conduce hacia unas enormes paredes verticales, que nos acompañarán un buen trecho, se tratan de los acantilados de Cifuens.

El Gargantal de Cifuens

Poco a poco el sendero nos va poniendo en paralelo con el río Flumen a nuestra derecha, que fluye en lo más profundo del Gargantal de Cifuens. El sendero finalmente nos lleva hasta el embalse de Cifuens. Construido en 1908, con una capacidad de 1 hectómetro cubico, que al parecer ahora está en desuso.

A partir de la presa de Cifuéns continuamos por la pista que va paralela a este, y es continuación del sendero por el que hemos llegado. Debemos pasar varios túneles excavados en la roca para realizar las obras de construcción del embalse.

Un kilómetro y medio más arriba, la pista nos conduce hasta el embalse de Santa Mária de Belsué, pero antes de llegar, nos encontramos con la Cueva del Toro. Su boca principal se abre unas decenas de metros por encima de la pista. En esta ocasión no la visitaremos, pero vale la pena mencionar como punto de interés.

Nada más pasar la presa de Santa Mária de Belsué, y a nuestra izquierda, parten unas escaleras que tomaremos. Cuando llevamos aproximadamente la mitad del recorrido nos encontramos con una fisura estrecha, que da acceso a la Cueva Artica. La dejamos para mejor ocasión, en la que nos propongamos una interesante visita a las dos cuevas.

Seguimos hacia el regio de Peña Guara

Las escaleras nos llevan hasta el Refugio de Peña Guara. Desde este punto continuamos por la pista en continuado y suave ascenso con el pico del Aguila al frente, y Belsué al otro lado del pantano.

Continuamos por la pista hasta llegar al Cuello de la Travesada, donde nace el barranco Valle del Canal. En este punto dejamos a nuestra izquierda una pista que de nuevo nos conduciría hasta el Dolmen de Belsué, esto acortaría  bastante nuestra ruta hasta el Salto de Roldán. Nosotros continuamos por la pista, dando un buen rodeo, pero con unas vistas magnificas de Guara y toda la sierra  que va desde Gabardiella, hasta el Salto de Roldán, que de otra forma nos perderíamos.

Nos encontramos con una fuente en la pista, que sirve para darnos  un remojón, hoy el calor aprieta. Un poco más adelante hay un desvío a la derecha que conduce a la Ermita y pozos de hielo de Ordás.

Reanudamos el camino, sin desviarnos, en un largo descenso, disfrutando las vistas que se nos ofrece. También vemos parte del sendero que tomamos al principio de la ruta. De esta forma llegamos de nuevo al mirador del Salto de Roldán; inicio de esta bonita ruta circular que desde el Salto de Roldán, nos ha llevado a visitar; el Dolmen de Belsué, el embalse y acantilados de Cienfuens, y el embalse de Belsué.

Vídeo presentación de imágenes de la ruta.

Información de interés de la ruta:

Hora Inicio: 09:26 horas.

Hora Fin: 15:47 horas.

Distancia recorrida: 20,4 km.

Tiempo invertido: 06:21 horas.

Tipo de camino: Sendero y pista.

Dificultad: Fácil.

Velocidad media: 3,21 km/h.

Altura Máxima: 1204 m.

Ganancia Altitud: 715 m.

MIDE
Valoración de la dificultad según criterio MIDE
Gráfica

Gráfica altitud / distancia

Pulsa sobre la imagen para verla con más detalle.

Track

Track de la ruta a las fajas Racón y faja Canarellos

Pulsa sobre la imagen para verla con más detalle.

¿Te ha gustado la entrada?

Suscríbete gratuitamente, y recibe las últimas novedades del blog para aprovecharlo al máximo.

La leyenda del salto de Roldán :

Cuenta la leyenda, que el caballero Roldán se encontraba en plena huida de la fracasada conquista de Cesaraugusta, cabalgaba veloz hacia Francia, su país natal. La persecución estaba siendo penosa, agotadora, y el caballero Roldán se veía amenazado por varios flancos.

El cerco provocó que el caballero de Carlomagno,  buscara una salida ascendiendo por la peña de Amán, que termina en un impresionante cortado y por cuya foz corre el río Flumen.

vista 04

Al llegar a la cima de la Peña de Aman, Roldán tiró con fuerza de las riendas deteniendo el corcel, justo al borde del precipicio. Los perseguidores, seguros de haber dado caza a su presa, hicieron cabriolas con sus caballos y dieron mandobles con sus espadas al aire antes de acercarse a él.

La sorpresa

Éste, para sorpresa de aquellos que le acorralaban, picó las espuelas a su caballo y se lanzó al vacío, ante los atónitos ojos de sus perseguidores. El corcel dio un salto tan prodigioso, que en lugar de precipitarse al fondo del cortado, consiguió llegar al otro extremo, estampando sus huellas sobre la peña de San Miguel; todavía visibles según cuentan algunos.

Salto de Roldán

Debido al esfuerzo, el caballo murió en el acto, y  el caballero Roldán tuvo que resignarse a continuar su penosa huida a pie. Tras llegar a Ordesa, acorralado ya por su enemigo y las montañas del Pirineo, Roldán, consiguió pasar a Francia lanzando a Durendal,  su mítica y poderosa espada, con toda su rabia, contra las montañas, abriendo  de esta forma la brecha de Roldán. Esta hazaña permitió al caballero Roldán, ver su tierra por última vez.  Justo antes de morir, hizo sonar su olifante de marfil, para advertir al resto del ejército de la presencia del enemigo.

Aman
Esta última imagen del Caballero Roldán tocando el Olifante, es la que más se ha representado en el tiempo, y la que ha llegado hasta nuestros días, como icono de su mítica leyenda. La leyenda del salto Roldán, caballero de Carlomagno.

¿Cómo llegar al aparcamiento del Salto de Roldán, en Santa Eulalia de la Peña?

Antes de llegar a Santa Eulalia en una cerrada curva a la izquierda,  giramos a la derecha para tomar una estrecha pista asfaltada que nos lleva al aparcamiento del Salto de Roldan, a los pies de la peña de San Miguel.

Desde Pamplona y Jaca:

Ver en Google Maps

Desde Zaragoza y Huesca

Ver en Google Maps

Desde Barcelona y Lleida

Ver en Google Maps

Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Email
WhatsApp

Deja un comentario